viernes, 30 de noviembre de 2012

A orillas del río

Y a la orilla del río, se miraron en silencio durante un momento. Luego siguieron cada uno con sus pensamientos. Pero de pronto, el sonido de una piedra rebotando sobre el río, les hizo dar un respingo. Se miraron, se rieron, y una sonrisa cómplice empezó a emanar de sus labios...





No hay comentarios:

Publicar un comentario